martes, 10 de septiembre de 2013

AUTORÍAS EN LATINOAMÉRICA: LEYES Y COSTUMBRES (CASO CHILINDRINA)

     De diferentes lecturas que hice esta semana respecto del tema de las autorías, hubo una que de manera particular llamó mi atención: el texto de James Boyle titulado "El segundo movimiento de cercamiento y la construcción del dominio público", debido a los muchos cuestionamientos que lanza a sus lectores para crear un juicio concienzudo sobre los derechos de copyright y los bienes intelectualmente comunes en la época actual, por lo que me ha dejado haciéndome aún más preguntas.

     No me queda la menor duda que lo ha abordado de la mejor manera posible, atravesando la historia y las conciencias sociales permitiéndome observar cómo la anunciación de un segundo cercamiento se queda en corto si pensamos que en cada uno de nuestros países ha ocurrido y sigue ocurriendo diariamente esa tragedia -no tan trágica- de los comunes. Hago referencia a esa "tragedia de los comunes" en el primer movimiento de cercamiento en Inglaterra, ya que América Latina sabe muy bien de que hablamos cuando de despojo de los bienes comunes se trata: fuimos una tierra beneficiada pero muy castigada también con la llegada de los europeos y su reinado. Pero el tiempo ha pasado y aún vemos nuestros países, después de independencias, revoluciones y guerras civiles sufrir por los males del retraso en materia de avance tecnológico, de legislaciones sanas, de política productiva, cuidados de la salud, economías transparentes entre muchas otras cosas (No nos falta todo, tenemos cosas muy buenas ¡no hay que ser pesimistas!)

LATINOAMÉRICA, USOS, COSTUMBRES Y LEYES


     Todos estos atrasos son resultado de un sistema de trabajo en el que cada pequeña parte cuenta, si pudiésemos generar la motivación suficiente para que cada individuo o pequeña organización diera el extra en la innovación de soluciones y no esfuerzos aislados, la realidad sería muy distinta. En nuestro contexto histórico-socio-cultural esto suele ser complicado: a veces sobresalir implica el riesgo de apostar y perder, o de ganar lo suficiente para que otro venga y te lo quiera arrebatar, o de que el éxito sea fugaz y pronto mis resultados positivos desaparezcan pues las autoridades poco pueden hacer para proteger nuestras integridades, seguridad y mucho menos nuestros proyectos creativos. Aclaro: no en todos los casos pero muchas veces así es. Cómo somos? Cómo nos vivimos y cómo nos pensamos? Nos cuesta quitarnos la etiqueta de la frente "tercer mundo"? (O del interior de la cabeza, no todos somos catalogados tercermundistas pero muchos nos sentimos así, y es terrible tolerar la impotencia de no generar un cambio).

     Las leyes de cualquier país con todo y sus fallas y omisiones textuales suenan a cuento de hadas al leérseles si luego volteamos a ver la realidad de las aplicaciones, ahí los vacíos son todavía más grandes y los fallos más terribles... Sabíamos si había una ley específica en tu país o una comisión de tus representantes capaz de legislar los dominios públicos y privados en cuanto a las áreas creativas? SON EFECTIVAS? CUMPLEN CON LOS OBJETIVOS? SON SUFICIENTES? o cuando menos son conocidas por la mayoría de las personas? no están corrompidas???

     Escogí por ello, esta nota particular para comentar el tema de las autorías: "CHILINDRINA GANÓ JUICIO A CHESPIRITO POR AUTORÍA DEL PERSONAJE" (Julio 2013). No es la nota del día ya que ha tenido mucho tiempo en pugna y hace ya un mes de la resolución; tampoco pondrá de luto o de fiesta a mucha gente, sin embargo el show televisivo, la serie animada y otros espectáculos derivados del "CHAVO DEL OCHO" han aparecido durante años en México (donde se originó) y en otros países de América Latina.


SHOW DEL CHAVO DEL OCHO Y SU RELACIÓN CON LA CULTURA LATINA:


     Empezaría preguntando: Qué fue primero: la historia del chavo o la realidad que refleja? No es casualidad que haya sido tan popular, un niño desposeído, viviendo en la miseria, al rededor de gente que también sufría privaciones económicas, pero con anhelos de mejoría, con valores sociales, deseo de justicia, siendo amistoso y a veces pícaro... Es el niño interior de una gran mayoría en toda latinoamérica.

     Roberto Gómez Bolaños hizo que este personaje cómo muchos otros llegara a inmortalizarse: Quién no recuerda a Quico? Don Ramón?? (es más famoso ahora que lo que fue en su época, Don Ramón y el Chavo se han vuelto en cierto modo íconos de lucha social...) y por su puesto la Chilindrina? Quién dijo YO?!!!

     Mucho se dijo sobre el creador, a fin de cuentas el dio el punto de partida de esta gran serie y por supuesto era el centro de atención. Hubo rumores de todo tipo, en particular sobre que no quería repartir tanta ganancia y tanto crédito entre su equipo y mil cosas más: pautas que dieron motivo a las salidas de personajes y luego a demandas. Es natural: tras tantos y tantos años en toda empresa se da al trabajador repartición especial de ganancias, bonos de productividad, vacaciones, jubilaciones, pensiones, etc., todo cómo una agradecimiento por hacer productivo un proyecto y este caso no podía ser la excepción. Entonces ocurrió el asunto particular con María Antonieta de las Nieves "La Chilindrina", no fue cualquier trabajadora o colaboradora: al tiempo que recibió una valiosa oportunidad, ella puso mucho de sí para que la Chilindrina fuera lo que es y explicaré un poco más a continuación con una interrogante:

ES POSIBLE HABLAR DE CO-AUTORÍAS?


     Quién ha actuado o estudiado al respecto del trabajo interpretativo sabe que no se puede representar a ningún personaje sin tomar algo propio, algún sentimiento, recuerdo o sensación (aunque sea imaginaria) para hacer posible la proyección real y humana en el personaje, y luego todos los detalles comunicativos son también subjetivos, derivados del sujeto dentro del personaje.

     El actor cómo el autor pone de sí, y pone mucho... Y si en lugar de Maria Antonieta hubiera sido cualquier otra actriz??? No importa cuántas indicaciones específicas sobre su interpretación hubiera recibido, el personaje no podría haber sido exactamente igual, la Chilindrina fue durante años la misma, le dió fama a la actriz, pero la actriz le dió detalles de su identidad, le dio vida por años y la retroalimentó; además ha quedado fijada su imagen en las mentes del colectivo de generaciones. Puede que otra por buena actriz que fuera, no engañara al público: no hay otra Chilindrina. Si se presentara pensaríamos que se trata de una imitadora porque el personaje se ha ligado directamente con la actriz en todos los sentidos.


     Por tanto al tiempo que es injusto despojar al creador original de la totalidad de sus derechos, cómo a la actriz que la encarnó por tantos años ante el público latinoamericano (y porqué no, internacional). Eso sin contar que cuando un interprete musical o un actor que es encasillado en el imaginario popular para un sólo personaje, canción, estilo, etc. él enfrentará una gran dificultad para posicionar un nuevo producto o interpretación... (Musicalmente habremos escuchado la famosa frase "One hit wonder" -Un único hit, acierto maravilloso, pero único- O por ejemplo modernamente: Psy renegando del "Gangam Style" que lo hizo tan famoso, porque lo escuchan en otras canciones y dice la gente: "es el del Gangam Style").

      Desde este punto, en el caso de que María Antonieta no hubiera ganado el juicio por los derechos de la Chilindrina: podría alegar legalmente pérdidas económicas con este último motivo que aquí explico? Vimos a Paulina Rubio pagarle cifras estratosféricas a su ex esposo porque según él tuvo pérdidas por su matrimonio en el sentido de que no pudo generar económicamente lo que esperaba en sus proyectos personales. En lo personal esto último me pareció una ridiculez, pero legalmente procedió; así que tal vez revisando las leyes y con un buen corporativo de abogados podríamos ver cualquier resultado de este tipo.

     Regresando al resultado real sabemos de facto que ganó la Chilindrina, lo que se interpreta cómo si en cierto aspecto hubiesen ganado los comunes, pero perdió el individuo creativo. Ganó una colaboradora y de algún modo el autor no perdió tanto, la gente no atiende tanto a las resoluciones judiciales: no hay Chilindrina sin un Chavo del Ocho, al menos no en la tradición y costumbre, y también fue quitarle un pelo al gato: El creador original tiene muchas más creaciones a su favor y si se lo propusiera, quién sabe y aún fuera capaz de sorprendernos en el futuro... Esto sin contar que TELEVISA está de su lado, por eso el juicio no fue nada fácil, les tomó 12 años llegar a este punto donde finalmente lo perdió pero a lo mejor después lo recupera con creces. No por nada están a la cabeza de las telecomunicaciones en México tras generaciones y probablemente seguirán, TELEVISA es lo que hasta cierto punto se le puede llamar una empresa monopólica, pero tratar ese tema es harina de otro costal.



NOTAS:
  • Espero que no me lea jamás Roberto Gómez Bolaños, podría reclamarme por dar ideas a nuestra Chilindrina XD.

2 comentarios:

  1. El caso de la Chilindrina está muy interesante. Plantea preguntas muy ricas en torno a la autoría, en relación a los intérpretes que le dan vida a un papel. Ojalá tuviéramos el fallo: a veces puede resultar interesante leer los argumentos judiciales.
    En lo que no estoy tan de acuerdo es en que hayan ganado los comunes. Más bien, parece una disputa entre dos partes donde se dirimía quién era el dueño de los derechos, siendo que ambas personas estuvieron involucradas en el proceso de creación.
    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Peleaban los derechos y por tanto las ganancias económicas, probablemente ninguna de las dos partes pensó jamás en los comunes. Pensé en la idea de que "ganaran los comunes" cuando la concepción general de la Chilindrina ante este fallo permanecerá igual, Es decir: de ganar el autor, este podría luego poner a otra persona cómo "oficialmente la Chilindrina" cosa que para el imaginario del televidente sería percibida cómo un engaño o una usurpación. Mientras que legalmente sería permitido, la gente que hace las veces de espectador podría percibir de inicio que se trata de un error o un engaño para su persona por contradecir sus creencias basadas en la costumbre de haber visto por tantos años y por todos los medios una imagen que empalma la actriz con el personaje.
      Claro que en la realidad y fuera del ámbito psicológico la única que ha ganado es la actriz y a fines de cuentas nadie a parte de los involucrados sufre ninguna pérdida significativa...

      Eliminar